[CIUDADANO CULTURAL] MUSICA DE ESTIMULACIÓN PRE-NATAL

“Lugar de Paz Amorosa”

Por Piny Levall, Músico – Compositor.

Piny Levalle - [CIUDADANO CULTURAL] MUSICA DE ESTIMULACIÓN PRE-NATAL

Piny Levalle es experto en un instrumento llamado Kalimba, ha recorrido más de 100 Ciudades Chilenas con su música, tiene más de 60 composiciones; todas ellas registradas en la Sociedad Chilena del Derecho de Autor.

 En el año 2005 recibe medalla de Honor en el Congreso Nacional antes de su Gira a Europa.

Su CD solista “Alma Minimal” se ha transformado en un referente en el World Music, y en el año 2008 gana el Concurso de Música para la Primera Infancia (Chile Crece Contigo – CNCA) con su álbum  “Lugar de Paz Amorosa” CD que se ha entregado en forma gratuita  con un tiraje de más de 2.500.000 copias en todo el territorio chileno a las Mamás gestantes.

  “El Kalimba” se transforma en el puente perfecto para esta actividad en la etapa de Gestación, Relajación y Ambientación de una profunda Paz para el trabajo de Parto.

La música de Estimulación Pre- Natal es la música que entrega placer al bebé gestante provocando sinapsis neuronales en el cerebro del bebé, favoreciendo su desarrollo motriz y emocional. Esto ya aprobado por la comunidad científica, es uno de los aportes de placer a Mamá y Bebé en esta etapa tan importante donde se complementa con estimulación táctil, yoga para embarazadas y otras actividades.

La música cumple un papel importantísimo en la etapa de gestación ya que en el desarrollo del oído el bebé toma contacto con el “mundo exterior” a través de los sonidos de la voz de su Madre y la música placentera.

“La música entrena al cerebro para obtener mejores formas de pensamiento. Si los educadores y padres se enfocaran en los descubrimientos del cerebro… la música sería una necesidad diaria”

¿Como ocurre el aprendizaje durante la primera infancia?

Durante la primera infancia, el aprendizaje se traduce en conexiones cerebrales que transmiten y guardan información. Cuando un bebé viene al mundo, su cerebro es una jungla de neuronas, todas esperando a ser enlazadas en el telar de su mente. Algunas de sus neuronas ya han sido conectadas par los genes, hacia circuitos que ordenan la respiración, controlan el ritmo cardiaco, regulan la temperatura y establecen reflejos. Pero trillones de trillones de neuronas son puras, con un potencial infinito, esperando a ser enlazadas para formar circuitos; que algún día podrán ser activadas para componer canciones a realizar cálculos matemáticos. Si las neuronas se usan, se integran en los circuitos del cerebro, conectándose con otros circuitos, si no se usan, el propio sistema nervioso las cancela de modo prácticamente definitivo. Las células del cerebro de un bebé proliferan ampliamente, haciendo conexiones que pueden formar un modelo vigente de por vida. Es ampliamente sabido, en este sentido que los primeros tres años en la vida del niño son especialmente determinantes en la vida ulterior de la persona.

Es pues la experiencia global de la infancia, la que determina que neuronas son usadas y las que se conectan a los circuitos del cerebro. Así como un programador configura los circuitos en la computadora, las experiencias que tu hijo tenga, determinarán si crecerá siendo inteligente o menos brillante, miedoso a seguro de sí mismo.

El pediatra neurobiologista Harry Chungani, de la Universidad del Estado Wayne, dice:

‘Las primeras experiencias son tan poderosas, que pueden cambiar completamente la manera de ser de una persona”.

Los expertos han llegado a la conclusión, conforme a los más recientes hallazgos, que el bebé no viene al mundo genéticamente programado o con una mente completamente en blanco, a plena merced del medio ambiente, sino que llega con algo mucho más interesante, en que el universo de sensaciones que experimenta alienta la formación de circuitos. Cada vez que un bebé trata de tocar o acercarse, a un objeto, cada que intenta acariciar una cara o escuchar una canción de cuna, pequeños toques eléctricos recorren su cerebro, tejiendo a las neuronas entre sí y formando circuitos. Educar a un bebé, es jugar con bloques, cuentitas, hablarle, contarle y escuchar cierta música y desarrollar un vínculo afectivo a través del amor que ayudará al desarrollo cognitivo, social y motor. Alrededor de los 4 meses, la corteza cerebral empieza a refinar las conexiones que se necesitan para una percepción profunda. Al año, los centros del cerebro están listos para producir uno de los momentos más mágicos de la infancia: la primera palabra, que marca el inicio del florecimiento del lenguaje. Estos niños los que han sido “bañados” con música y motivados del modo antes indicado suelen ser mejores en matemáticas y en lectura.

Cantar canciones de cuna, cantarle cuentos al bebé aún antes de nacer estimula su comienzo hacia el habla. Es una preparación verbal pues, como dice Huttenlocher: “Existe un enorme vocabulario por ser aprendido, el cual sólo puede hacerse propio gradualmente a través de la repetición de las palabras.”

Emociones y música ¿Se relacionan?

 Las líneas troncales para las circuitos que controlan las emociones se establecen antes del nacimiento. Los padres intervienen en ello de modo determinante.

Probablemente, la mayor influencia es la que el psiquiatra Daniel Stern llama “AFINACION”, proceso mediante el cual los adultos que rodean a los bebés refuerzan los sentimientos internos de los niños. Cuando se tiene contacto con un bebé a través de una sonrisa y un abrazo, si él refleja su excitación, sus circuitos de las emociones son fortalecidas.

La clave aquí es que el proceso tiene que ser repetitivo. Es el patrón de conducta el que cuenta y puede ser muy poderoso. En uno de los estudios del Dr. Stern, se refiere el caso un bebé cuya mamá nunca reafirmó el nivel de excitación con él. Ello alentó que se convirtiera en un ser extremadamente pasivo e incapaz de sentir excitación o alegría.

La experiencia también conecta con el circuito de “tranquilizar”. Daniel Goleman lo describe en su libro “Inteligencia Emocional”; no es lo mismo, en definitiva, si un padre calma tranquilamente a su bebé que llora, respecto de otro que lo avienta a la cuna; o entre una madre que acaricia a su bebé cuando llora y otra que se desespera y se altera. Estas primeras respuestas son afinadas con el stress del bebé. Entre los 10 y 18 meses, un cluster de células en la corteza cortical pre-frontal está ocupada en conectarse con la región emocional.

Pero, retomando nuestro tema central, la música tiene la capacidad de transformar las emociones convirtiéndolas en amor y momentos de alegría y ternura, contribuyendo al desarrollo armónico del pequeño.

Entrevista del Sitio Chile Crece Contigo Min. Des. Social a Piny  Levalle

Piny Musica de Estimulación Prenatal - [CIUDADANO CULTURAL] MUSICA DE ESTIMULACIÓN PRE-NATAL

¿Que sucede al escuchar música?

 Howard Gardner, autor de la teoría de las inteligencias múltiples, dice que existen seis inteligencias humanas que están relacionadas con las áreas del cerebro y sus procesos. Una de estas inteligencias – la pertinente al tema que desarrollamos – es la así llamada por él inteligencia musical, en que la percepción auditiva del bebé es la primera constatación de que existe algo más allá de él, con la cual se relaciona.

La música estimula el desarrollo del cerebro y su estructura razonable, en tanto facilita el establecimiento de la red neuronal que permite mejorar la función cerebral. Platón afirma que “La música es el instrumento más potente que ningún otro para la educación.”

Ahora los científicos saben por qué la música entrena al cerebro para aumentar y mejorar las formas del pensamiento. Así mismo, entre más temprano sea el entrenamiento musical es mucho mejor para estimular las habilidades de pensamiento en sus hijos.

Los niños son capaces de aprender más cuando son chicos; obviamente, todos continuamos aprendiendo durante el resto de nuestra vida, pero las “ventanas para el aprendizaje” se mantienen en condiciones óptimas aproximadamente, hasta el lapso comprendiendo entre los 10 a 14 años. Son cerebros jóvenes para procesar información.

¿Cuáles son los beneficios?

 El recién nacido, al escuchar la música que escuchó prenatalmente, come más, duerme más, y llora menos. Y ello no porque los bebés hayan tenido un trato especial, sino, porque se crearon vínculos afectivos poderosos y positivos, a través del amor y la música.

La música creada y seleccionada cuidadosamente, promueve la inteligencia musical, tiene un efecto de tranquilidad, proporciona a los pequeños la oportunidad de aprender música. La formación de su personalidad empieza a desarrollarse alrededor de bellas melodías, ayudando a desarrollar su creatividad, concentración y coordinación.

Enriquecer a los bebés a través de lo que escuchan, es tarea de los padres: ¿por qué no brindarles y ofrecerles lo mejor, con amor y conciencia?

La buena música ayuda a su hijo a potenciar su memoria, aumenta su coordinación, creatividad y concentración, incrementa la habilidad matemática, acelera el aprendizaje de idiomas, desarrolla el razonamiento y el gusto para la música, enriquece las emociones, transformando en alegría los sentimientos negativos del corazón, llevándolo a encontrar sus propios valores y fortaleciendo sus relaciones interpersonales y familiares.

Al escuchar música se estimula el sistema nervioso, pues el aprendizaje auditivo, rítmico y musical, se apoya el crecimiento y la inteligencia, auspiciando la asociación de sensaciones de placer y seguridad. Todo esto, insisto, se ha comprobado científicamente.

Las principales características de la música: el tono, el timbre, la intensidad y el ritmo se encuentran en el lenguaje oral. Por esto, la música prepara al oído, la voz y el cuerpo del niño a escuchar, integrar, aprender y vocalizar.

La música brinda a los bebés amor y atención, creando de modo natural un estado de relajación alerta, creando una atmósfera de apertura para dar y tomar en las futuras relaciones, además de proporcionarle la oportunidad de aprender música. Esta fina educación trae a los niños bienestar, enriquecimiento interior y una gran felicidad.

Gordon Shaw, de la Universidad Irvine en California, dijo: “Al escuchar música clásica, los niños se estimulan, ejercitan neuronas corticales y fortalecen los circuitos usados para las matemáticas. La música estimula los patrones cerebrales inherentes y refuerza las tareas de razonamiento complejo”. Shaw y Rauscher dieron a 19 pre-escolares clases diarias de piano y canto. Después de 8 meses, los investigadores comprobaron que los niños mejoraron sustantivamente en sus razonamientos, comparados con los niños que no tomaron las clases de música, al demostrar mayor habilidad en rompecabezas, dibujo de figuras geométricas y en el copiado de patrones de dos bloques de colores.

Piny Levalle - [CIUDADANO CULTURAL] MUSICA DE ESTIMULACIÓN PRE-NATAL

Mientras más temprano es expuesto al niño al lenguaje musical, mayor es el aprendizaje hacia las formas de razonamiento, las matemáticas, el lenguaje y el fortalecimiento de las emociones.

Piny Levalle

Músico – Compositor

Ganador Música de Estimulación Temprana

Chile Crece Contigo

Fundacion Gesart

La voz de la soberanía cultural.

Ciudadano Cultural es un espacio para fomentar artículos, reflexiones y toda clase de información que promueva el desarrollo cultural de los territorios. Este espacio pretende convertirse en una herramienta ciudadana que promueva la cultura comunitaria, la historia, el patrimonio y la soberanía cultural desde las bases comunitarias.

Si quieres ser parte de Ciudadano Cultural y aportar con artículos, contáctanos a:

 contacto@fundaciongesart.cl

Mas info en:Ciudadano Cultural

Síguenos

FacebookTwitterGoogle-plusInstagram

GESART LOGO firma blanco 768x525 - [Ciudadano Cultural] El Vapor Paquete de Los Vilos: Vínculo del Choapa con la Revolución Industrial (1865-1904)

Nuestra Forma de Cambiar el Mundo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *